Hacia la transformación de una Cultura Consciente en la empresa

hacia la cultura consciente en la empresa

La cultura de una organización puede ser definida como “la manera de hacer las cosas en un lugar determinado”. Es decir, que se desarrolla a partir de los mensajes recibidos por cada uno de los miembros del grupo acerca de la conducta que se espera de ellos, y comprende los objetivos, las creencias, las rutinas, las necesidades y los valores compartidos. La cultura es esencial para la organización, la impregna y es el vehículo que le permite poner en práctica sus estrategias, lograr sus objetivos y cumplir con su misión.

Pero, ¿qué es la Cultura Consciente?

La cultura de una organización puede ser un limitante significativo para alcanzar el éxito sostenible, o si es desarrollada de una manera consciente, puede ser una fuente esencial de fortaleza y ventaja competitiva en el mundo de los negocios.

Peter Drucker dijo: “La cultura se come a la estrategia en el desayuno”, haciendo referencia a que una gran estrategia que no esté soportada por la cultura de la organización, carece de sentido, de dirección y tiene altas probabilidades de fracasar. Con esta idea, Peter Drucker no está sugiriendo que la estrategia no sea importante, sino que una excelente estrategia puede fracasar si la cultura de la organización es incompatible con la misma o si está basada en el miedo, la desconfianza y la hostilidad originadas en culturas tóxicas e inconscientes.

Podemos pensar entonces, que para que una organización pueda alcanzar resultados sobresalientes sostenibles en el largo plazo y sea capaz de hacer frente a los desafíos inherentes de un entorno en constante cambio, es fundamental que la estrategia y la cultura estén en completo alineamiento hacia un propósito superior común.

Hacia la transformación de una Cultura Consciente

Como vimos anteriormente, toda organización tiene su cultura, y toda cultura tiene un sistema inmunológico que se resiste al cambio radical. Por lo tanto, el gran desafío de una organización es implementar un cambio cultural exitoso que permita la transición hacia una cultura consciente.

Si el equipo de liderazgo ha definido cuál es el propósito superior de la organización y ha hecho un compromiso auténtico con sus grupos de interés para llevarlo a cabo, pero la cultura es indiferente u hostil hacia esos principios, los esfuerzos hacia esa transformación probablemente estarán condenados al fracaso.

Por esta razón, es esencial que la compañía tome conciencia de aquellos aspectos de la cultura actual que sean particularmente tóxicos o no estén alineados con los comportamientos, actitudes e interacciones conscientes que se pretenden lograr.

Las culturas conscientes se rigen por los siguientes valores:

  • Confianza: dentro de la organización hay un alto nivel de confianza entre sus miembros y con sus grupos de interés (proveedores, empleados externos, clientes, entre otros).
  • Responsabilidad: los miembros de la organización son responsables el uno con el otro, ante sus clientes, y cumplen sus compromisos honrando sus valores.
  • Cuidado: las culturas conscientes se caracterizan por un cuidado hacia todos los grupos de interés de una manera genuina, sentida y con el corazón. Los grupos de interés se sienten cuidados y demuestran un cuidado genuino hacia la organización.
  • Transparencia: para poder generar confianza es necesario que las organizaciones fomenten y estimulen la transparencia en la comunicación entre sus miembros.
  • Integridad: una cultura consciente está marcada por una adherencia estricta a decir la verdad y al trato justo.
  • Lealtad: los negocios conscientes sólo pueden existir en un sistema de alta lealtad. Todos los grupos de interés son leales entre sí y a la compañía.
  • Igualitarismo: todos los miembros de la organización son tratados con dignidad y respeto, sin importar su cargo o situación dentro de la empresa.

Para lograr aplicar todos estos valores en la empresa, nada mejor que proponer un modelo de cambio cultural hacia una cultura consciente a través de la Co-Creación.

La Co-creación de una cultura consciente se refiere a un proceso colaborativo activo, creativo y social, en el cual el conocimiento y las perspectivas se combinan en un marco común. Es un proceso liderado y guiado por el Equipo de Liderazgo, donde los grupos de interés son involucrados, colaboran y se comprometen con el desarrollo de una cultura consciente que está alineada con la estrategia del negocio.

Para conocer más sobre el modelo de cambio cultural puedes visitar la web de Integralis: www.integraliscg.com