5 razones por las que debes cuidar el Employer Branding en tu empresa

mamenblanco-marca

¿Sabías que la importancia de la marca para una empresa tiene un doble sentido? Seguramente, estés familiarizado con su carácter externo. Es decir, el cómo se percibe la marca fuera de la organización. Hacia sus clientes, proveedores y consumidores. Hacia la sociedad en la que se mueve, en general. Pero, ¿conoces su carácter interno? La imagen de la compañía que se proyecta “dentro” de la misma compañía, en su propio personal. Una proyección que tiene una relevancia fundamental, puesto que gracias a ella lograrás la implicación, el compromiso y la fidelización de tus empleados. En otras palabras, hablamos de Employer Branding.

¿Por qué es importante tener una estrategia fuerte de Employer Branding? Porque, además de comprometer a tu equipo, te permitirá ser un empleador referente y poder captar los mejores talentos. En su definición, es clave la cooperación entre los departamentos de Marketing y de Recursos Humanos. Sólo así, dispondrás de unas políticas de cultura corporativa sólidas que, además, supondrán un factor competitivo para tu empresa. A continuación, te presentamos 5 motivos por los que debes prestar especial atención a tu Employer Branding.

1. Mejora tu comunicación y marca.

Hazte por un momento las siguientes preguntas: ¿Qué piensan las personas que ven tu logotipo? ¿En qué se diferencia tu marca de las demás? Sin duda, si quieres atraer a los mejores empleados e inspirar crecimiento y éxito, tienes que invertir en crear una gran marca.  Porque si cuidas tu Employer Branding serán tus propios empleados quienes difundirán tu marca y tu empresa será un sitio en el que la gente desee trabajar.

El estudio Social Workplace Trust elaborado por Human1.0 y Great Place to Work, refleja que los empleados que trabajan en entornos de alta confianza adoran a sus compañías en las redes sociales. De hecho, hablan hasta tres veces más de ellas que el resto de empresas. Recuerda que tus empleados son tu compañía y, por ende, son tu marca.

2. Retiene el talento.

Una buena estrategia de Employer Branding ayuda a consolidar una fuerte cultura corporativa. Un plus que, a su vez, permite que los empleados estén más comprometidos y se sientan valorados en su trabajo.

Uno de los grandes problemas que tienen que afrontar las empresas a día de hoy es la fuga de talento. Si nos fijamos en las consideradas “100 mejores compañías para trabajar”, el abandono es una cifra bastante anecdótica. En concreto, el índice es de la mitad en comparación con otras empresas de la misma industria. Así pues, centrar esfuerzos en construir el mejor lugar de trabajo, un espacio donde todos confían y disfrutan de los demás, crea un ambiente que los empleados difícilmente quieren dejar.

Gráfica 2 post Mamen 2

3. Atrae el talento.

En la actualidad, los procesos de selección han cambiado. Generaciones como los Millennials nos lo recuerdan: ahora son los empleados quienes buscan las empresas donde quieren trabajar, teniendo en cuenta factores que van más allá del sueldo, como que la empresa les aporte algo más a nivel emocional y que se sientan identificados con los valores que proyecta.

Por lo tanto, trabajar el Employer Branding también te dará beneficios en ese sentido, ya que te ayudará a captar talento el hecho de que tu organización cree un entorno donde las personas se sientan identificadas, visibles, participen y satisfagan sus necesidades.

4. Retorno de la inversión (ROI).

Como decíamos, apostar por políticas de Employer Branding supone un importante factor competitivo. ¿Merece la pena la inversión? Si acudimos de nuevo a las “100 mejores empresas para trabajar”, podrás comprobar que el retorno de la inversión suele ser tres veces más alto. Ten en cuenta, que hablamos de empresas que invierten fuertemente tanto en marca como en cultura. Como podrás ver, los resultados hablan por sí mismos y todas triplican sus ganancias:

Gráfica 1 post Mamen 2

5. Mejora el clima de felicidad.

Gracias al Employer Branding, los empleados cumplen con sus expectativas. Desarrollo profesional, oportunidades de participación, conciliación… En definitiva, se construye un buen ambiente laboral, lo que aumenta los índices de satisfacción y felicidad dentro de la organización.

Según estudios elaborados por Adecco, un 62,7% de los trabajadores españoles estaría dispuesto a percibir menos salario a cambio de mayor felicidad laboral. Un buen ambiente de trabajo, compañerismo, poder desarrollar sus habilidades profesionales… son las principales claves que hacen felices a los trabajadores de hoy.

¿Aún no estás convencido de la importancia de la marca? Sin duda, invertir en tu Employer Branding significa invertir en tus colaboradores, aquellos que ayudan a tu empresa a prosperar y ser mejor que las demás.

Fuentes:

hbr.org
entrepreneur.com
quantumworkplace.com
greatplacetowork.com

Imagen destacada:  Sponsoredlinx

Mamen Blanco
Directora de Marketing y Ventas en Paconica.
Especializada en Trade Marketing y Distribución, Nuevos Lanzamientos y Marketing Estratégico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*